Fridman negocia una quita con la banca y posterior OPA


“Si estás buscando un broker de confianza o tienes intención de cambiar el que tienes, mira en nuestra web noticiasdebolsa.es y elige el que más te guste. Si abres una cuenta desde nuestra web nos ayudas a su mantenimiento. Gracias.”

Fridman negocia una quita con la banca y posterior OPA. Letterone ha vuelto a Madrid, con DuCharme al frente, para alcanzar un acuerdo con los bancos, que corren el riesgo de convertirse en principales accionistas de un grupo de 40.000 trabajadores. Están en Madrid para negociar con los bancos acreedores de DIA una alternativa a la ampliación de capital de 600 millones. Mikhail Fridman habría colocado al frente de ese equipo, en concreto, a su mano derecha, Stephan DuCharme, exconsejero de la cadena y primer espada del fondo en el negocio de retail (L1 Retail).

El objetivo, según las mismas fuentes, podría ser el cierre de un acuerdo con los bancos, a espaldas del Consejo de Administración, que incluiría una quita de deuda cercana al 35%, para dejarla en torno a 1.000 millones de euros. Paralelamente, LetterOne tomaría el control a través de OPA voluntaria. El desembolso oscilaría, en concreto, entre 165 y 220 millones, con una referencia en el precio por acción de entre 0,70 y 1 euro, cuando la ampliación de capital de 600 millones supondría a LetterOne una aportación de 180; es decir, más cara.

La participación de fondo, añaden las fuentes, subiría así del 29% actual, por el que es primer accionista, a más del 65%, dejando un porcentaje en manos de los bancos de entre el 25 y 30%. Sería el modo de compensarles por la quita de deuda mencionada. Por tanto, si esa operación se lleva a la práctica, que salvaría a los bancos, posiblemente, del susto mayor de convertirse en los principales accionistas de DIA, si el grupo entra en concurso de acreedores por el fracaso en la ampliación de capital.

De momento, el único interesado en quedarse con DIA parece ser Fridman, aunque aspiraría a limitar su desembolso para tomar el control. Ese extremo dependería, en cualquier caso, de la horquilla de precios por acción en una oferta voluntaria, acogiéndose al criterio del artículo 8.f del Real Decreto 1066/2007, y teniendo en cuenta la cotización actual de la cadena, en 0,41 euros.

Tal como puede estar planteada esa operación, por las exigencias bancarias y que propondría el Consejo de Administración a los accionistas de DIA, se emitirían 4 acciones nuevas por cada 1 actual. Supondría, en concreto, multiplicar por 5 las acciones en circulaciónactuales. Sobre ese cálculo, la participación de LeterOne quedaría por debajo del 6% y tendría un efecto de dilución del 80%  en el valor para los actuales accionistas. El magnate ruso tendría opciones de hacerse fuerte ante la banca para negociar una quita, debido al precio al que cotizan los bonos, con un descuento de entre el 25% y el 45%. Plantearía los términos de la quita, por tanto, en el mismo el descuento al que cotizan los bonos. No obstante, todo depende de que la operación se lleve a la práctica.

La quita de deuda, en ese balance, se acoplaría paradójicamente al propio interés de los bancos: rebajaría la incertidumbre de cobro. Ojo, sabiendo también que DIA genera dinero con su actividad: no es un negocio ruinoso; al contrario, tiene proyección. Eso sí, puede correr el riesgo, en paralelo, de que apareciera un competidor que quiera lo mismo que Fridman y ofreciera mejores condiciones financieras…

Leer más: DIA. Fridman sopesa con la banca una potencial quita de deuda cercana al 35%

Hoy publica El Confidencial 04/02/2019 05:00

Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA) presentará esta semana su nuevo plan estratégico y el acuerdo definitivo para alargar hasta cinco años el pago de la deuda. Según fuentes cercanas al proceso, el grupo va a anunciar un ajuste de su superficie comercial que supondrá el cierre de entre 250 y 300 tiendas, que dan empleo a unos 1.600 trabajadores. Con ello, la sociedad confía en poder salir de la situación de insolvencia que la ha llevado a hundirse en bolsa.

Según las mismas fuentes, DIA acabó 2018 con recursos propios negativos, una posición que la condena a concurso de acreedores si antes del próximo 28 de febrero no convoca una junta de accionistas para aprobar una ampliación de capital. Pero para llevar a cabo dicha recapitalización, estimada en unos 600 millones de euros, la compañía debe poner en marcha un nuevo plan de negocio y alcanzar un acuerdo previo con los acreedores. Parte de esta nueva hoja de ruta se basa en un ahorro de costes y una agresiva apuesta por la marca propia.

Las estimaciones que barajan Borja de la Cierva, consejero delegado de DIA desde finales de diciembre, y PwC, la firma que ha revisado los números, hablan de un cierre, transformación o traspaso de entre 250 y 300 tiendas, entre el 6 y el 7% de los puntos de venta que la compañía tiene entre España y Portugal. Otras fuentes indican que el número será algo menor, próximo a las 150. Dado que el grupo cuenta con una plantilla de unos 40.000 empleados, el número medio por punto de venta es de 5,4 trabajadores, por lo que el ajuste de la superficie supondrá la salida de entre 1.350 y 1.650 personas…

AITA

Actualmente Ceo. de noticiasdebolsa.es .es En bolsa desde el año 2.000 colaborador y administrador en el foro del mundobursátil.com durante más de cinco años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar